Afectos animales

Ella sube a la cama y se sienta en una de las esquinas. Estira el cuello y me mira... me observa como si de eso dependiera su felicidad. Luego hace su cabeza para la izquierda y espera atenta. Yo camino lentamente, probando su paciencia. Al principio ella no mueve ni un solo ápice de su cuerpo, pero a cada uno de mis pasos comienza a hacer pequeños movimientos de emoción.

Cuando ya estoy lo suficientemente cerca vuelve a quedarse quieta como una estatua y entonces me lanzo sobre ella. Entonces gime de la emoción y comienza a jugar conmigo. Rodamos por la cama, yo la acaricio y ella me muerde las manos, yo le beso la frente y ella me lame la nariz, yo le acaricio la panza y ella se estira cuan larga es. Felicidad Absoluta, el más perro amor.

Luego nos quedamos mirando, con esa mirada tristemente tierna que las dos compartimos y suspiramos hondamente. Cierro los ojos y bajo la guardia. Ella, mucho más astuta que yo se me abalanza y da el último lengüetazo a mi nariz. Acto seguido, se acomoda en mi vientre y cierra sus ojos. 5 minutos más tarde ya está dormida. 10 minutos más tarde yo sigo observándola. A esto le llamo amor salvaje, amor animal, amor perruno.


Comentarios

sandra ha dicho que…
Mi gata es una perra, en serio, no porque se crea perro si no porque es una "bitch". Solo duerme, come, visita el arenero, y únicamente cuando tiene ganas de que la rasque se acerca, si la llamas, le da lo mismo.
Pero en realidad es la mejor mascota para mí que solo tengo paciencia para tres marías y un toño.
Super chévere tu blog, lo visitaré con frecuencia.
Te invito a que visites mi café:
www.micafeblog.blogspot.com

Saludos a tu perrita también! :)
lolita ha dicho que…
hmmm! Pues sería una perra si la llamaras y al rato estuviera ahí jejejejeje. Pues gracias por las palabras y claro que pasaré por tu blog.

Saludos a la bith de tu gata jejeje (por cierto los gatos son hermosos)

Entradas populares de este blog

Death

Descalabro