LA LO LA


Me tomo la libertad de darme una bofetada y de reclamarme en este momento lo que sea que necesite reclamarme.

Me siento en la silla de los acusados y me repito una y otra vez que nada va a funcionar si sigo pensando que "nada va a funcionar". Me pido, por favor, ser más razonable con mis palabras y pensamientos y entender que nadie es como yo y que nadie es muy diferente a mi, es decir, que estoy fregada.

Me pongo severa conmigo, me refuto, me peleo. Pierdo el control, me grito "Cálmateeee". Me río y comienzo a entender todo más claramente. Luego entiendo que yo no entiendo nada y que francamente no necesito hacerlo.

Me acaricio la cabeza, me hago "piojitos" en el cabello, voy cerrando los ojos y pienso que, definitivamente, debo estar cansada.

Me levanto y me tiendo la mano. La agarro, me impulso y me conduzco a mi habitación. Me pongo frente a mi. Me desvisto pensando que podría hacer más por mi.

Me acuesto y me arropo. Pienso un momento en que debería dejar de pensar tanto en las cosas que pienso. Tomo mi mano, me cierro los ojos y me digo "Dulces sueños".

Al momento ya estoy dormida mientras escribo sobre mi...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Death

Descalabro